martes, 11 de noviembre de 2014

El Cobijo en la 20ª Feria de Recursos Naturales y Medioambiente de Ráfales.


Este fin de semana estuvimos en la 20ª Feria de Recursos Naturales y Medioambiente de Ráfales, este año acompañadas por los amigos de  Más la Llum  y Dámaris Sarrau (Arq2o).

Más la Llum: Casa Rural de alojamiento compartido en Arens de Lledó,  construida con criterios de bioconstrucción y utilizando la técnica de construcción con balas de paja.



Dámaris Sarraú: Arquitecta Técnica, Master en bioconstrucción y amante de su trabajo por encima de todo. Experta en trabajos de rehabilitación, usos de la cal, recuperación de oficios tradicionales y diferentes técnicas de construcción natural y ecológica, como la construcción con tierra, cañas, balas de paja, piedra, etc…… Ha estado organizando cursos desde la asociación Arq2o, todos ellos en relación a la construcción ecológica.



Este año nos proponían algo más que estar presentes en la feria, teníamos que encargarnos de organizar un taller.

Teníamos varios condicionantes; tiempo, espacio, presupuesto…….Por lo tanto planteamos hacer un tallercito sencillo y para todos los públicos, y el Taller de horno de barro creímos que encajaba perfecto.

Nos pusimos en contacto con Dámaris que ya tenía experiencia organizando este tipo de talleres y en seguida nos pusimos manos a la obra…..

Estos son los materiales necesarios para el horno:

Tierra arcillosa de la zona, concretamente del mismo pueblo de Ráfales que cuenta con una arcilla estupenda, arcilla refractaria nos contaban….
Balas de paja
Ladrillos refractarios
Arena

El primer día de taller comenzamos cribando la arcilla y la pusimos en agua para facilitar la trabajabilidad de la mezcla.

Utilizamos 4 balas de paja para hacer la base del horno, ya que tenía que ser desmontable. Sobre estas colocamos los ladrillos refractarios y ya teníamos la base preparada para comenzar.


Marcamos el diámetro de la base del horno y comenzamos a levantar el molde de lo que será nuestro horno. Este molde no es otra cosa que arena compactada con agua que íbamos moldeando hasta tener la forma deseada.


Cuando ya tuvimos el molde preparado lo cubrimos con papel de periódico, esto se hace para evitar que la arena del molde se pegue a la arcilla. Para obtener la forma del molde trazamos una plantilla de cartón, que nos sirvió de guía, como podéis ver en la imagen.


Ahora es cuando comenzamos a levantar la primera capa de lo que va a ser nuestro horno. Esta primera capa se compone de arcilla y arena en proporción 1/3, lo pisamos bien pisado para tener una buena mezcla


Y teniendo la mezcla comenzamos a levantar la primera capa del horno, esta primera capa es la que acumula el calor, la que aporta la inercia térmica.


Y este es el resultado de nuestro primer día de taller: base del horno, molde de arena y primera capa de arcilla.


Para el segundo día de taller, nos quedaba levantar la segunda capa, esta capa se compone de arcilla y paja suelta, es la capa que hace la función aislante del horno.

Como el día anterior comenzamos los trabajos pisando la arcilla y añadiendo paja a la mezcla, a mas paja, mejor propiedad aislante, aunque lo ideal es una proporción 1/1.


Y una vez tuvimos la mezcla comenzamos a levantar la segunda capa.


Entre tanto, fuimos preparando la boca del horno y un pequeño tiro por la parte de atrás.


Va a ser  por la boca del horno por donde comenzamos a vaciarlo de arena, vamos retirando su molde.


Comienzan los trabajos de decoración y pintura, jejejeje



Y para terminar……porqué no encendemos el horno? verlo echando humo ha sido una de las grandes atracciones de la feria!!!!!!


Muchas gracias a la organización de la feria, que como siempre nos trataron fenomenal, y no nos falto el aguardiente ni las casquetas!!

Muchas gracias a todos los que nos acompañasteis!!!

Nos vemos el próximo año en Ráfales!!!

Artículo relacionado:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada