jueves, 3 de enero de 2013

Casas turf en Islandia: Un modelo de sustentabilidad.



El diseño de viviendas ha volcado sus esfuerzos en la sustentabilidad. Las casas estilo turf llevan siendo construidas por más de mil años y ofrecen una alternativa orgánica para mejorar el rendimiento de nuestros hogares.
Por: Paulina Machado

Las casas de modelo turf llevan más de mil años siendo construidas en el mundo y su aparición se remonta a la Edad del Hierro. Se trata básicamente de construcciones hechas de madera que son recubiertas con tierra y pasto para ofrecer un mayor aislamiento térmico: durante el verano regulan la temperatura exterior y durante el invierno mantienen la interior.

Actualmente son asociadas a Islandia, porque este tipo de viviendas tienen una larga tradición escandinava que fue traspasada a los lugareños por los Vikingos y que se mantuvo en el tiempo. Las casas turf fueron proclamadas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO  y es tal la sustentabilidad que ofrecen que sirvieron de inspiración para diseñar las construcciones ecológicas del futuro.

Esta técnica es conocida como refugio terrestre, porque la tierra juego un rol esencial. Por tratarse de un elemento de alta densidad reduce la pérdida de calor y mantiene eficazmente la temperatura interior.  Más aún evita la filtración de aire a través de los espacios en puertas o ventanas y las vuelve impermeables y a prueba de sonido, lo que sería muy beneficioso en áreas urbanas.

Por la manera en que son construidas, las casas turf ofrecen protección a las inclemencias de la naturaleza. Al no tener bordes expuestos las protege de ser volcadas por el viento y además les entrega una mayor estabilidad, volviéndolas inmune a movimientos telúricos. Sumado a esto, la cobertura total de las viviendas las protege del fuego, reduce los niveles de CO2 y filtra la contaminación ambiental, mejorando la calidad del aire.

Los innumerables beneficios de las casas estilo turf, así como sus ventajas ecológicas y por sobre todo relativas a seguridad las vuelven un  modelo sustentable y al que hay que seguir el rastro.

Fuente: Turf house tradition (UNESCO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada